Compras online, un hábito que no se detiene

El fenómeno del e-commerce trasciende a la pandemia y es la opción con más crecimiento.

 

La única verdad son los números, dicen en el mundo de los negocios. En este caso, fueron más de 10 millones de transacciones, con una facturación de $61.653 millones, los que indican que lo que, en principio, era una tendencia hoy se convirtió en un fenómeno que no se detiene.

 

Las cifras exponen el crecimiento del comercio electrónico en la Argentina, que registró un aumento del 89% con respecto a 2020, según datos de Nubecommerce, el informe realizado por el unicornio argentino Tiendanube. Los $168 millones por día representan un nuevo récord de facturación para el e-commerce durante el último año.

 

Gustavo Sambucetti, director Institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), explica que desde 2015, “el comercio electrónico crece a una tasa anual de dosdígitos en pedidos” y aporta los números: $79 millones en 2018, $89 millones en 2019, $164 millones en 2020.

 

Desde su visión, la pandemia “aceleró” este impulso, por cuanto detalla que “durante 2021 hubo ventas por $95.000 millones, representando un 124% de incremento comparado con 2019 y un 84% en cantidad de órdenes”.

 

Creciente. Claro que los pronósticos son optimistas. “Prevemos que el mercado siga creciendo, quizás no al ritmo vertiginoso de 2020, pero creemos que es una tendencia que se va a ir consolidando, ya que no sólo hay cada vez más consumidores (en 2020 se incorporaron 1,3 millón), sino que además compran más categorías y con mayor frecuencia (el 60% compran al menos 1 vez al mes y el 19% al menos una vez por semana)”, se explaya Sambucetti.

 

No obstante, los especialistas observan que hay camino por recorrer. Franco Radavero, Country Manager de Argentina de Tiendanube, indica que “la venta online se encuentra recién en etapa de despegue, con un mercado que tiene enormes perspectivas de crecimiento, tanto en la Argentina como en todo Latinoamérica”.

 

El argumento se sostiene en que, según eMarketer, se estima que el comercio electrónico global se incrementó un 16,8% en ingresos en comparación con 2020, lo que representa aproximadamente US$ 4,9 billones al año. Al igual que en 2020, las regiones de Asia y América del Norte lideraron el comercio electrónico a escala global. De hecho, solo la región Asia-Pacífico representó aproximadamente el 60% de las ventas online mundiales.

 

Por otro lado, América del Norte se posicionó en segundo lugar, con 20% de las ventas, seguida por EuropaOccidental, con el 12%. “En cuanto al alcance local, los estudios demuestran que la Argentina se encuentra en el cuarto puesto con mayor potencial de crecimiento en el mundo dentro del ecosistema del comercio electrónico”, amplía Radavero.

 

Juan Valenzuela, country manager de Chazki Argentina, no duda: “la pandemia y las consecuentes políticas de confinamiento, significaron un aumento en todo el negocio de la logística de e-commerce que llegó para quedarse”. Hoy, la empresa entrega alrededor de 50.000 paquetes mensuales con el servicio Flex y apunta a llegar a los 150.000 en los próximos tres meses.

 

Actualmente, Chazki cuenta con 700 clientes en la región, de los cuales 60% son corporaciones y 40% son Pymes y “gracias a nuestra tecnología y trazabilidad, aseguramos entregas en menos de 24 horas”, subraya Valenzuela.

 

Expansión. De acuerdo con datos de Mercado Libre, en 2020, el 84% de las Pymes de la región lograron expandirse fuera de su ciudad gracias al comercio electrónico, sumando clientes y aumentando el nivel de ventas. “Si Mercado Libre crece es porque lo hacen las empresas del ecosistema.

 

La industria logística en general creó 200 mil puestos de trabajo y el 13% de ese total fue gracias a nuestra empresa.

 

En términos de empleo indirecto, el ecosistema de soluciones logísticas que atiende nuestras operaciones generó más de 27 mil puestos de trabajo a lo largo de la cadena de distribución. Los operadores logísticos declaran haber crecido en un año lo que esperaban crecer en cinco”, indican desde la compañía.

 

En el caso de Avon, Eric Caamaño, Head de E-commerce, cuenta que la compañía trabajaba, desde 2017, “en la transformación digital del modelo comercial, que se vio acelerada por la pandemia”. Y se explaya: “El contexto que transitamos trajo grandes variaciones en las formas de consumo.

 

Quienes no estaban familiarizados con el e-commerce tuvieron nuevos acercamientos y esto también facilitó la transformación digital de Avon y las posibilidades de ventas online de las revendedoras”. Por ejemplo, hoy el 84% de las Tiendas Digitales de Avon son de Revendedoras tradicionales que sumaron su opción digital. “Además, 7 de cada 10 clientes digitales que compran a través de nuestras plataformas, son nuevos”, agrega.

 

Los datos son contundentes: la tienda online de Avon tuvo un salto de crecimiento entre 2020 a 2021 del 1.174%.  Según estadísticas del estudio Digital 2022 -realizado por WeAreSocial y Hootsuite- casi el 60% de la población compra productos o servicios vía online semanalmente. La era del consumidor online ya dejó de ser una salida de emergencia.

X
Encantada de tenerte en Nuevo Estudio 2020
Bienvenido a nuestra Web
WooChatIcon 0
Abrir chat
Estamos en Linea
Hola! Como podemos ayudarte.